Curso de narrativa breve I

El cuento es la composición literaria más antigua de la humanidad. Los pueblos primitivos los contaban alrededor de un fuego por las tardes y las noches, al aire libre o en cuevas, y estas historias estaban marcadas por el suspense, lo mágico y lo fantástico. Porque en un cuento cabe todo o casi todo en un corto espacio de tiempo, como un puñetazo encierra toda la furia o un beso breve abarca una vida. Decía Cortázar que un cuentista era muy parecido a un fotógrafo: ambos escogen y limitan una imagen o acontecimiento que sean capaces de actuar como una especie de apertura que proyecta la inteligencia y la sensibilidad hacia algo que va mucho más allá de lo que la foto o el cuento contienen. Es por esto, por su brevedad y la consecuente capacidad ilimitada de experimentar con él, por lo que el relato no solo fue el principio de la literatura, sino que suele ser el comienzo de todo escritor. En el relato, a diferencia de lo que ocurre en la novela, no hay espacio para lo superfluo o desechable; en él todas las palabras son imprescindibles y cada una debe estar en su posición exacta. Constituye todo un ejercicio de contención: describir personajes o situaciones con pocas frases, recrear un mundo en un breve espacio, preparar un golpe de efecto, guardar un as en la manga, atrapar la esencia. Supone un reto fantástico para cualquier escritor. Sin embargo, el relato no se puede tomar simplemente como un paso de preparación hacia la novela, sino que resulta uno de los géneros literarios más prodigiosos. Algunas de las grandes figuras universales fueron fundamentalmente cuentistas (Borges, Chéjov, Maupassant, Poe) y la historia de las letras no se entendería sin él.

Os preguntaréis si esta pasión por contar se puede enseñar, si se puede transmitir. García Márquez decía que en una cátedra de literatura, con un señor sentado soltando un imperturbable rollo teórico, no se aprenden los secretos del escritor. El único modo de aprenderlos es leyendo y trabajando en el taller. Y esto es lo que haremos: compartir experiencias, mostrar problemas, leer a los grandes cuentistas, hablar de las soluciones que encontraron y de las decisiones que hay que tomar, tratar de descubrir los trucos del mago, qué es lo que hace que una historia merezca ser contada o cómo podéis llevar a cabo la historia que sabéis que tenéis que contar.

No en vano «quiero que me cuentes un cuento» es la primera frase que solemos pronunciar que muestra un interés por lo literario, ese primer deseo de oír historias que nos hizo descubrir el placer y el asombro de la literatura y nos ha llevado a la pasión por querer contarlas.

Profesor: Leticia Sánchez Ruiz.

Duración: Tres meses

Plazas: 12 alumnos máximo

Calendario:

  • Comienzo del curso: Jueves 19 de octubre
  • Horario del curso: Jueves, de 19,00 a 21,00 horas
  • Precio total del curso: 180 €

Reserva tu plaza AQUÍ

Anuncios